Mejore su Windows - Windows NT

 

Convierta Windows en una zona segura

Desde hace años, los lectores han pedido que les muestre cómo proteger la seguridad y la privacidad de sus valores y archivos de Windows sin mejorar a NT. Esto es como preguntar cómo se puede asegurar su casa sin poner puertas en la entrada. Bueno, quizás no sea tan malo. En realidad, usted puede tomar varias medidas para desalentar (si no impedir) que los intrusos manipulen su sistema de Windows y sus archivos. No sorprende que la más efectiva de estas requiera un gasto adicional.

Cierre la puerta. Cuando Windows le pide una contraseña al comienzo, usted puede pensar que está protegiendo su sistema, pero no es así. Su nombre y contraseña solamente le indican a Windows cuál usuario está conectado y el conjunto de preferencias que debe usar. Cualquiera puede llegar al escritorio normal simplemente pulsando Cancelar en la pregunta de la contraseña y comenzar a trabajar.

Como esta protección de contraseña está lejos de ser adecuada, hay un remedio: Primero, asegúrese de que su sistema desalienta los cambios cuando trabaja y usted está lejos de su escritorio. Escoja IniciooValoresoPanel de Control. Pulse doble sobre Pantalla y pulse la pestaña de Preservador de Pantalla.

Haga una selección de la lista descolgable de Preservador de Pantalla y pulse Valores. Marque Protegido por Contraseña y pulse Cambiar. Entre una nueva contraseña en cada caja y pulse OK. Entonces ubique el archivo .scr que corresponde a su preservador de pantalla elegido, arrastre pulsando derecho el archivo a carpeta de \Windows\Start Menu\Programs\StartUp (su ruta puede ser diferente), y escoja Crear Atajo(s) Aquí.

La próxima vez que comience a Windows, el preservador de pantalla comenzará y le pedirá una contraseña.

Asegure la red. Si está configurado para compartir discos o carpetas con otros en una red de Microsoft, usted puede controlar cuán accesibles son estos recursos.

Abra Mi Computadora, pulse derecho el disco o carpeta que quiere dejar que otros usen, y escoja Compartir (o escoja Propiedades y entonces pulse la pestaña de Compartir). Seleccione Compartida Como. Escriba un nombre que identificará el disco o la carpeta en la red, y entonces seleccione un tipo de acceso –Lectura Solamente, Pleno, o Depende de la Contraseña. Cada opción le permite entrar una contraseña que los usuarios deben ofrecer para acceder el elemento compartido. Si selecciona Depende de la Contraseña, puede designar una contraseña de Lectura Solamente y una de Acceso Pleno, y entonces decidir quien puede ser confiado con cuál contraseña. No almacene ningún archivo que no quiera compartir en esa carpeta o disco compartido. Nota: Este tipo de seguridad a nivel de elemento compartido puede no estar disponible en Netware u otras redes; pregunte a su administrador sobre cómo proteger sus archivos en redes diferentes a Microsoft.

Establezca las reglas. Su mejor herramienta libre para limitar lo que otros pueden hacer en su PC es el Editor de Política de Sistema. Para proteger un solo sistema, comience estableciendo varios perfiles, como si fuera a dejar que otros usuarios en el trabajo usaran la máquina, cada uno con un conjunto de valores.

En Windows 95, pulse doble el icono de Contraseñas en el Panel de Control y pulse la pestaña de Perfil de Usuario. Seleccione la segunda opción (los usuarios iniciales pueden personalizar sus preferencias), entonces cualquier otra opción que desee. Siga las indicaciones para reiniciar la computadora. Cuando se le pida, escriba un nombre y contraseña, seguidos por una confirmación de la contraseña. Windows preguntará si quiere preparar un nuevo perfil para esta identidad. Pulse Sí. En Windows 98, las cosas son más simples: En el Panel de Control, pulse doble el icono de Usuarios y siga las indicaciones en pantalla en el experto de Permitir Valores de Múltiples Usuarios para crear un nuevo perfil.

Una vez que haya creado su propio perfil, esté listo para usar el Editor de Política de Sistema para restringir a los que no saben su contraseña. (Si no ha instalado esta herramienta, busque la carpeta poledit en su CD-ROM de Windows en \tools\reskit\netadmin, o descárguela desde www.microsoft.com/windows95/downloads). Como la usará para modificar el Registro de Windows, respalde a user.dat y system.dat y cualquier archivo .pwl –preferiblemente a medios extraíbles que pueda guardar en un lugar seguro– antes de proseguir.

Ahora reinicie su computadora. En la indicación de la contraseña, pulse Cancelar. Como esta es su configuración destinada a los usuarios no autorizados, fije las restricciones en este ambiente. Personalice la barra de tareas y el menú de Inicio, quitando cualquier artículo que no quiera que otros usen. Entonces seleccione IniciooEjecutar, escriba poledit y pulse OK. Escoja ArchivooAbrir Registro. Pulse doble sobre el icono de Usuario Local. Navegue por el diagrama de árbol y use las diversas cajas de selección para aplicar restricciones que impidan el daño a su sistema. Experimente con los valores, pero déjese una salida en caso de que decida revertir luego a un sistema de un solo usuario; este ambiente es lo que conseguirá si lo hace.

Para crear una puerta trasera, vaya a la rama Local User\System\Restrictions (Win 95) o la rama Local User\Windows 98 System\Restrictions (Win 98). Marque Ejecutar solamente las aplicaciones de Windows permitidas, pulse el botón de Mostrar debajo de esta entrada, pulse el botón Agregar en la caja de diálogo de Mostrar Contenido, escriba poledit.exe, y pulse OK dos veces. Permítase una manera de ejecutar esta aplicación (desactivando la caja de Ejecutar, por ejemplo, o moviendo a poledit.exe a una carpeta extraña que todavía esté accesible desde Windows).

Cuando termine, pulse OK, entonces escoja ArchivooGuardar y ArchivooSalir. Ahora cada vez que un intruso pulse Cancelar en la caja de contraseña (Win 9x) o escriba un nuevo nombre y contraseña para crear un nuevo perfil (Win 95), recibirá una versión sumamente limitada de Windows.
Aunque lejos de falible, este enfoque hará las incursiones lo más difícil posible para cualquier intruso que quiera tratar.

Proteja los archivos. La mayoría de los usuarios no quieren convertir todo su sistema en una pequeña fortaleza; simplemente quieren proteger por contraseña archivos o carpetas individuales –algo que Windows no permite.

Para impedir accidentes o evitar que los miembros de su familia y compañeros de trabajo bien intencionados lean o cambien archivos, usted puede hacer a los archivos de lectura solamente y ocultarlos de la vista. Primero pulse derecho cualquier archivo y escoja Propiedades. Marque las cajas de Lectura Solamente u Ocultar, o ambas, y pulse OK. Para hacer que los archivos ocultos sean invisibles, escoja VistaoOpciones (Win 95) o VistaoOpciones de Carpeta (Win 98) y pulse la pestaña de Vista. Seleccione ‘Esconder archivos de este tipo’ (Win 95) o ‘No mostrar archivos ocultos’ bajo Archivos Ocultos en la lista de Valores Avanzados (Win 98). Pulse OK. Por supuesto, puede que tenga que revertir algunos o todos estos pasos si quiere editar los archivos usted mismo. En ese caso, su mejor recurso puede ser mantener los archivos sensibles en discos flexibles o tipo Zip.

Use utilidades. Para lo mejor en la seguridad de Windows 9x, pruebe un producto de seguridad de terceros. Muchos de estos le permiten proteger archivos y carpetas por contraseñas, limpiar un archivo de su disco duro, e impedir que otros usen su sistema. PGP Personal Privacy (shareware de US$45 de McAfee) cifra discos, carpetas, correo electrónico, y más, para mantener sus datos a salvo de los ojos curiosos. Descárguelo desde FileWorld o desde www.McAfee.com.

Visualice los archivos de multimedios

Si tiene a Windows 9x con el Internet Explorer 4 instalado, puede visualizar muchos archivos relacionados con la Web directamente de la ventana de carpetas.

Primero, seleccione Vista y asegúrese de que la línea denominada ‘Como página de la Web’ esté seleccionada. Entonces escoja un archivo para ver un avance del mismo, incluyendo los detalles del archivo, mostrados a la izquierda de la lista de archivo.

Pero no todos los tipos de archivo son visibles –o en el caso de los multimedios, reproducibles. Por ejemplo, las películas y los cortos de sonido, no se reproducen cuando usted pulsa sus iconos. Para invertir esa situación, en el Explorador de Windows, vaya a la carpeta \Windows\Web. Escoja VistaoPersonalizar Esta Carpeta.

Cuando se abra la caja de Personalizar Esta Carpeta, asegúrese de que ‘Crear o editar un documento de HTML’ esté seleccionado y pulse Próximo dos veces. Cuando el archivo se abre en Notepad, escoja BúsquedaoEncontrar. Escriba wantmedia y pulse Encontrar Próximo. La búsqueda debería ubicar una línea que comienza con ‘var wantMedia = false’ (pero con espacios extras para el formato).

Reemplace la palabra ‘false’ con ‘true’. Seleccione ArchivooGuardar y entonces ArchivooSalir. En la caja de diálogo de Personalizar Esta Carpeta, pulse Terminar. Si tiene cualquier ventana de Explorador abierta, tendrá que cerrarla y volverla a abrir. Después de hacerlo, escoja un archivo de película (.avi, .mov, .mpg) o de sonido (.au, .wav) y entonces pulse el botón de reproducir que aparece en el área de avance.

Ahorre papel cuando imprima desde IE 5

Los usuarios de Internet Explorer 5 frecuentemente se quejan de la falta de una función de avance de impresión en el navegador como el que tiene Netscape Navigator. Sin esta función, imprimir una parte de una página de la Web se convierte en una adivinanza (¿caerá el pasaje deseado en la página 2 ó 3?).

En vez de derrochar papel imprimiendo la página de la Web entera para asegurarse de que tiene la parte pequeña que necesita, pruebe la siguiente solución:

Cuando quiera imprimir una página de la Web en Internet Explorer 5, escoja ArchivooEditar con Microsoft FrontPage Editor. Cuando la página termine de cargar en FrontPage (incluido con Microsoft Office 2000) o FrontPage Express (incluido con IE 5), escoja ArchivooAvance de Impresión. Pulse Próxima Página hasta que vea la información que quiere imprimir. Pulse Ampliar si necesita una inspección más cercana; y pulse Dos Páginas para ver dos páginas a la vez. Cuando haya determinado el número de página de la porción que necesita, pulse Imprimir, o vuelva a IE 5 y escoja ArchivooImprimir. Entonces entre el número de página deseado en las cajas de ‘desde’ y ‘hasta’ bajo ‘Rango de Impresión’, y pulse la tecla OK.

La desventaja es que si el enlace que pulsa abre un tipo de archivo convencional, como una ilustración de JPEG o un archivo de texto, el comando Editar con Microsoft FrontPage Editor no aparecerá en el menú de Archivo. En el caso de archivos de texto, pulse derecho sobre el enlace en el explorador y escoja Guardar Destino Como, especifique una ubicación conveniente, y pulse Guardar para almacenar el archivo en su PC. Entonces ubique y seleccione el archivo guardado. Presione la tecla <Shift> mientras pulsa derecho sobre el icono del archivo y escoja Abrir Con. Seleccione WordPad de la lista y pulse OK.

En WordPad, escoja Avance de Impresión y siga las mismas instrucciones seguidas en FrontPage. Borre el archivo guardado cuando termine.

FrontPage Express solamente puede mostrar ciertos tipos de formatos de la Web, así que su página de la Web puede parecer deformada o puede no mostrarse –especialmente si usa marcos. (Le irá mucho mejor si instala la versión completa de FrontPage 2000).

Sin embargo, en muchos sitios de la Web, el uso de FrontPage Express puede ayudarlo a adivinar la página que debe imprimir.

Scott Dunn es editor adjunto de PC World.

ÿ