Búsquedas en PCWORLD on-line

Como bien se sabe, el efectivo, cheque, tarjeta de crédito y débito son los medios de pago más conocidos en los actuales momentos. Sin embargo, la evolución de los medios electrónicos de pago, la nueva era económica que vive el mundo y el maravilloso comercio electrónico, dan paso para que se cree una forma más rápida, flexible, conveniente y segura para hacer transacciones tanto en el comercio real como el virtual. ¿La meta? Sustituir a largo plazo el uso del efectivo.

Bajo este concepto, y gracias a la inversión realizada por MasterCard con 51 por ciento de las acciones; y el apoyo del Banco Mercantil, Banco Unión, Consorcio Credicard, Interbank y Banesco, nace Mondex Venezuela. Arelys Pérez Mendoza, gerente general de Mondex Venezuela, explica que esta es una respuesta a la necesidad que tiene el consumidor de contar con un medio de pago que brinde las mismas ventajas del efectivo. Se espera que para el primer trimestre de este año ya entre en circulación el dinero electrónico de Mondex en el país.

Pero Visa no se queda atrás. A partir de febrero comenzará a funcionar en el país Visa Cash. Esta cuenta con el soporte de siete instituciones bancarias: Provincial, Venezuela, Banesco, Unión, Caracas, Exterior y Mercantil.

Según Ernesto Estévez, gerente general de Visa Venezuela, esta tecnología nace de la necesidad de tener un medio de prepago para reemplazar el efectivo. Representa un claro negocio para la banca porque no se necesita hacer una transacción online y se eliminan los gastos de telecomunicaciones.

"El monedero electrónico es un sistema de prepago donde la información del saldo del tarjetahabiente se simplifica porque la transacción es inmediata", señala.

Ambas tecnologías no son más que una tarjeta inteligente que contienen un chip de 8, 16 o 32K de memoria donde se encuentra almacenada la aplicación de monedero electrónico.

Sirven como tarjeta de débito o crédito, el usuario no necesita de una cuenta bancaria o tarjeta de crédito para obtener una, y el límite lo coloca el tarjetahabiente. ¡Prácticamente, cabrá la vida completa de los usuarios en una de estas tarjetas! Además, no hará falta cambiar la tarjeta para agregar una nueva aplicación, sino que se podrá cargar a través de un dispositivo en cualquier punto de venta.

En el caso de Mondex, puede manejar hasta cinco divisas en una misma tarjeta. Próximamente, con Visa será posible cargar bolívares aquí y gastar dólares en el exterior, o cualquier otra moneda.

La verificación del saldo o transacciones hechas se realiza a través de un "lector de balance" similar a un beeper, pero de menor tamaño.

Asimismo, la tarjetas son recargables a través de los puntos seguros con fondos de las cuentas personales o con efectivo en las agencias bancarias. Igualmente, el dinero puede transferirse entre dos personas, entre una persona y un comercio o entre una persona y su banco en cualquier parte del mundo donde exista la tecnología.

Al final de la jornada, los comerciantes con solo una llamada telefónica podrán cargar a su cuenta lo vendido mediante este sistema que únicamente requiere tener una pequeña impresora en el local.

Además, se instalarán las máquinas expendedoras y cargadoras en los bancos afiliados. También se podrán cargar al bajar la información de internet con la nueva generación de computadoras que incorporan lectores de microchips. Estas tarjetas tienen una seguridad mayor que la banda magnética y, por lo tanto, son menos proclives al fraude. "Hasta hoy sus códigos de seguridad son impenetrables", asegura Estévez.

En cuanto a transacciones, éstas pueden hacerse a través de internet o teléfono. "Para el comercio electrónico y el uso de internet no solo se pueden hacer compras sino también domiciliar cuentas, hacer transferencias de dinero y consultar saldos. A través de un computador y una línea telefónica, el cliente puede adquirir lo que desee o movilizar sus cuentas sin tener que salir de su casa o su trabajo", señala Pérez Mendoza.

Para Mario Mello, vicepresidente sénior de productos de pago Visa Internacional, hay una gran ventaja para la banca por el reemplazo de efectivo, lo cual abarata costos administrativos. Para el punto de venta es conveniencia y seguridad (un argumento muy importante: la tienda no va a tener más efectivo), y para el consumidor es comodidad y modernidad.

En este sentido, Mondex habla de desarrollar programas de lealtad, tiques electrónicos que faciliten la entrada a cines, conciertos, parques de atracciones, pago del pasaje para transporte público, carnet de identificación en las universidades, centros de informática y hasta pagos de las pensiones y subsidios provenientes de la seguridad social.

En el caso de Visa, Mello explica que la aplicación inicial será la de monedero, pero que más adelante se podrán incorporar otras nuevas, bien por internet o por otros medios. Además de las aplicaciones educativas hay otras para librerías, para medicinas y el sector salud, sistemas de seguridad social, seguros, transporte e identificación, cada una de las cuales terminará una nueva segmentación del mercado a futuro, por lo que no duda en hablar de un producto "de multiaplicación".

En la actualidad, Mondex se encuentra en las fases piloto del proyecto. La fase dos arranca para el segundo trimestre e incluye centros comerciales, universidades, internet, transporte público, telefonía y comercios en general. Se cree que la masificación comience a partir del segundo semestre del 2000. Adicionalmente, se espera recuperar la inversión antes de los primeros cincos años de utilización del sistema.

Por su parte, ya Visa trabaja con la Universidad Católica Andrés Bello, la Universidad Simón Bolívar, la Universidad Metropolitana; y algunos institutos tecnológicos y colegios de bachillerato están adoptándola como carnet de identificación, donde además figura la hoja de vida de los alumnos. Visa Cash aspira a llegar a 20 millones de tarjetas en los próximos dos años solamente en la región latinoamericana.

"Más allá de llegar en dos años a 20 millones de tarjetas comprometidas con los bancos, tenemos más de 13 programas de Visa Cash y el volumen global de transacciones en nuestra región pasó los 3 millones de dólares", señala Mello.

Venezuela es el décimo país en implantar Mondex en Latinoamérica. Costa Rica fue el primero. En el mundo, Hong Kong desplazó la utilización del efectivo en 15 por ciento.

Visa lanza este instrumento en Venezuela después de haberlo hecho en Argentina, Brasil, Colombia, México y Puerto Rico, países donde hasta los momentos hay más de 300 mil tarjetas Visa Cash en pleno funcionamiento.

Sea cual sea la tecnología que lidere el mercado, se estima que en el país la transformación en el sistema de pago se hará en 10 o 15 años.

Gabriela Rojas / Eloy Yagüe
PC World Venezuela